Expo Tuning 2008 en Tierra del Fuego




expo-tuning-01.jpg

Desde mi lugar de engreído capitalino muchas veces peco de soberbio, como ya es sabido ésta es una de las principales caracterísiticas de los porteños, que lejos de tratar de ser usada como excusa es una verdadera auto-acusación, un auténtico mea-culpa.
¿A dónde quiero llegar? Muy simple. Un poco tarde (pero como dice el refrán: más vale tarde que nunca) me he enterado de una reunión de amigos y fanáticos de los autos en uno de los rincones más australes del planeta: Río Grande, Tierra del Fuego, en la Patagonia Argentina.

expo-tuning-02.jpg

Muy a mi pesar, lo primero que se me vino a la mente fue algo que me avergüenza: ¿qué tan interesante puede ser una reunión de amantes de los autos en un lugar como Tierra del Fuego? Con tan baja densidad de población y alejados de todo y de todos ¿cuántas cosas interesantes podríamos ver llegadas desde esas lejanas tierras que muchas veces nos parecen de otro país? Según mi limitada mente capitalina y porteña a más no poder, la respuesta hubiese sido una y sólo una: nada interesante.

Bastante equivocado estaba.
Antes que nada quiero aclarar que los autos tuneados no son precisamente los que más me agradan, aunque haya en ellos algo que no se describir y que por lo menos me lleva a contemplarlos con una cierta admiración…¿o debería hablar de encantamiento? No lo se, pero sea como sea los tuning están allí y uno no puede pasarlos por alto. Y si la cosa está hecha con pasión y amor, con sudor y gran esfuerzo mancomunado… entonces hay que mirarlos mucho más atentamente.

expo-tuning-03.jpg

El pasado 14 de Junio se llevó a cabo una nueva edición de la Expo Tuning 2.008 en Río Grande, organizado por el Club de Amigos Tuning CDA y el lugar elegido fue el gran gimnasio del Colegio Don Bosco en donde pudieron verse cerca de 50 autos de todo tipo y color. Y lejos de encontrar grandes novedades en lo que se refiere al diseño, propuestas, materiales, etc. de cada auto en particular, lo que más me ha llamado la atención, lo que en definitiva ha motivado esta nota es el hecho en sí. Me ha sorprendido gratamente ver cómo cuando uno quiere puede, como no hay obstáculos cuando uno no quiere que los haya y que más allá de limitaciones (por distancia, por geografía o por lo que sea…) el amor y la pasión por los autos puede lograrlo todo.

expo-tuning-04.jpg

Nadie se va a sorprender por la espectacularidad del lugar (que de hecho era muy sencillo), nadie se va a maravillar por máquinas nunca vistas, pero sí es para aplaudir el hecho de reunirse, de juntarse y allá en la otra punta del mundo poder despuntar el vicio de los fierros.

Y sin ofender, al contrario, 50 autos tuneados en Río Grande no son moco de pavo. Es más, les diría que es un número increíble para el lugar del que estamos hablando. Y para serles franco, los autos no estaban nada mal. Desde los más obvios Peugeot 206 y siguiendo por los recontravistos (en todos lados) Volkswagen Gol, en el medio… todo. Hubo hasta algunos Fiat 600 y algún que otro Fiat 128 (¿se acuerdan…?) de todo como en botica y de bastante buen nivel.

expo-tuning-05.jpg

Sé que (si es que anda dando vueltas por ahí…) algún malpensado creerá (y no sería la primera ni la última vez) que yo le estoy dando manija a esto. Y, como se podrán imaginar… ¡sí! le estoy dando manija y ni siquiera los conozco a los organizadores y a los participantes. Es que me parece que deberíamos mirar un poco más allá de la Avenida General Paz y darnos cuenta de que allí, del otro lado, lejos del ruido, de las grandes ciudades, alejados de las últimas ultimísimas novedades del mundo motor, siguen latiendo miles de corazones que se emocionan con el sonido de un motor… y hacen todo lo posible para demostrarlo.



Comenta con tu usuario de Facebook, Yahoo, AOL o Hotmail

Autor: Marcelo - 28 Junio 2008 - En Tuning

Notas relacionadas

  • La Expo Tuning 2009 llega a Santiago del Estero
  • Top 5 de los autos que más extrañamos
  • Están por comenzar las picadas en la ciudad de Gualeguaychú
  • Sparco desembarcó en Argentina